martes, 6 de mayo de 2008

Making-of

Me encargaron una imagen de una jaima, las tiendas de los nómadas del Sahara, y se me ocurrió documentar el proceso. Ahí va!


Boceto de encuadre en lápiz azul sobre papel Arches.

Perfilado con tinta de color, que siempre queda más bonito que con el negro, aunque al final, termine por no verse... en fin

Una capa de acuarela amarilla, para harmonizar el tono general de la imagen.

y a partir de ahí, empezamos a colorear. He usado una mezcla de acrílico líquido con anilinas (acuarela líquida), que proporciona una mayor cobertura y opacidad y unos colores más vivos.


En los elementos de primer plano uso más porcentaje de acrílico para dar más cuerpo, pero aún así, al ser líquido y estar mezclado con la anilina, sigue conservando las propiedades de la acuarela, lo que me permite hacer aguas.



Y al final, solo queda dar los últimos toques con los lápices de color, que sobre este papel dan mucho juego. En este punto, siempre es muy difícil saber cuando decir basta, porque empiezas con unas luces aquí, unas sombras allá, y no puedes parar... Y en según que materiales, más... La sensación del pincel o el lápiz sobre el papel hace mucho. No quieres terminar, estarías añadiendo detalles, trazos... hasta el infinito y más allá.

En fin, que yo me lo he pasado bomba. Como decía al principio, las líneas de entintado ya no se ven, y la imagen final que tenía en mi cabeza no se parece demasiado a ésta, pero eso sucede a menudo. Se improvisa sobre la marcha y no sabes ni cómo ni cuando vas a terminar.

Pero lo que importa es el camino en sí, no la destinación, que puede suceder que al final la fastidies.  Al menos siempre te queda el paseo... no creéis?

No hay comentarios: